Saltar al contenido

Versículos de Buenas Noches

En esta ocasión hemos coleccionado una serie de versículos que nos dará confianza y paz para dormir confiados en Dios, sin duda Dios nos cuida y vela nuestros días y nuestras noches desde los cielos. Esperamos que sea de bendición.

Versículos Bíblicos acerca de Buenas Noches

 

Proverbios 3:24

Cuando te acuestes, no tendrás temor, sino que te acostarás, y tu sueño será grato.

Salmos 4:8

En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

2 Tesalonicenses 3:16

Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros.

Salmos 132:4-5

No daré sueño a mis ojos, Ni a mis párpados adormecimiento. Hasta que halle lugar para Jehová. Morada para el Fuerte de Jacob.

Isaías 26:3

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

Salmos 121:3-4

No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá. El que guarda a Israel.

Salmos 91:1-2

El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.

Jeremías 15:16

Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos.

Filipenses 4:7

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Salmos 3:5
Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque YHVH me sostiene.

Salmos 90:14
Sácianos presto de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.

Salmos 30:5
Porque por un momento es su ira, Pero su favor dura toda la vida. Por la noche dura el llanto, Pero al amanecer viene la alegría.

Versículos de feliz noche

Esperamos que esta colección de versículos sea de gran bendición para tu vida y para los tuyos, recuerda que el Padre que está en los cielos cuida de todos, ahora puedes descansar confiadamente que Dios te cuida y vela por ti.