Saltar al contenido

Versículos de la Biblia sobre la Curación

En esta oportunidad hemos traído un listado de textos bíblicos que habla de la curación. Sin duda tenemos un Dios que sana y que hace milagros y es por eso que estos versículos te ayudarán a entender que Dios es fiel y siempre estará contigo.

Versículos de la Biblia sobre la Curación

 

Marcos 10:52 (NVI)

Puedes irte —le dijo Jesús—; tu fe te ha sanado. Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino.

Salmos 147:3 (NVI)

Restaura a los abatidos y cubre con vendas sus heridas.

Lucas 8:50 (NVI)

Al oír esto, Jesús le dijo a Jairo: ―No tengas miedo; cree nada más, y ella será sanada.

Marcos 9:23 (NVI)

¿Cómo que si puedo? Para el que cree, todo es posible.

Versículo de sanidad por enfermedad

 

Mateo 10:8 (NVI)

Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente.

Proverbios 17:22 (NVI)

Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos.

Santiago 5:14-15 (NVI)

¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonará.

Santiago 5:16 (NVI)

Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

Versículos de sanidad y milagros

 

2 Reyes 20:5 (NVI)

Regresa y dile a Ezequías, gobernante de mi pueblo, que así dice el Señor, Dios de su antepasado David: “He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas. Voy a sanarte, y en tres días podrás subir al templo del Señor.”

Isaías 53:5 (NVI)

Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados.

1 Pedro 2:24 (NVI)

Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados.

Malaquías 4:2 (NVI)

Pero para ustedes que temen mi nombre, se levantará el sol de justicia trayendo en sus rayos salud. Y ustedes saldrán saltando como becerros recién alimentados.

2 Crónicas 7:14 (NVI)

Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.

Citas bíblicas de sanación a enfermos

 

Mateo 9:12 (NVI)

Al oír esto, Jesús les contestó: ―No son los sanos los que necesitan médico, sino los enfermos.

Éxodo 15:26 NVI)

«Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud».

Lucas 10:9 NVI)

Sanen a los enfermos que encuentren allí y díganles: “El reino de Dios ya está cerca de ustedes”.

Salmo 38 NVI)

En todo el salmo se habla de la enfermedad que aqueja, del distanciamiento de amigos y familiares, de la soledad y de la importancia que tiene para el enfermo que Dios lo oiga y le haga justicia, le sane y ayude. Importante es el versículo 18: «¡Voy a confesar mis pecados, pues me llenan de inquietud!». ¡La confesión de los pecados alivia al enfermo!

Si bien tenemos claro que Jesús tiene grande planes para nuestra vida, y que murió por nosotros dejando nuestras dolencias y enfermedades en la cruz, esperamos que sea de bendición para tu vida, que Dios te bendiga.