Saltar al contenido

Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual

Hola, Dios te bendiga, en esta ocasión queremos presentarte una gran serie de versículos que te ayudarán en tu vida espiritual y sabrás que Dios siempre estará contigo en el proceso en el que te encuentres.

Versículos Bíblicos de Guerra Espiritual

 

2 Samuel 22:40

Tú me armaste de valor para el combate; bajo mi planta sometiste a los rebeldes.

Salmos 18:32-36

Es él quien me arma de valor y endereza mi camino; da a mis pies la ligereza del venado, y me mantiene firme en las alturas; adiestra mis manos para la batalla, y mis brazos para tensar arcos de bronce.

Tú me cubres con el escudo de tu salvación, y con tu diestra me sostienes; tu bondad me ha hecho prosperar. Me has despejado el camino, así que mis tobillos no flaquean.

Filipenses 4:13

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Efesios 6:11

Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo.

2 Tesalonicenses 3:3

Pero el Señor es fiel, y él los fortalecerá y los protegerá del maligno.

Santiago 4:7

Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.

Romanos 8:37-39

Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.

Colosenses 1:13-14

Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados.

Salmos 91:1

El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso.

Deuteronomio 28:7

El Señor te concederá la victoria sobre tus enemigos. Avanzarán contra ti en perfecta formación, pero huirán en desbandada.

Efesios 6:12

Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.

2 Corintios 10:3-4

Pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas.

Gálatas 5:17

Porque esta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren.

1 Pedro 2:11

Queridos hermanos, les ruego como a extranjeros y peregrinos en este mundo que se aparten de los deseos pecaminosos[a] que combaten contra la vida.

Lucas 22:31-32

Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo. Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe. Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos.

2 Timoteo 4:18

El Señor me librará de todo mal y me preservará para su reino celestial. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Juan 16:33

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

Efesios 6:13

Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.

2 Timoteo 2:3

Comparte nuestros sufrimientos, como buen soldado de Cristo Jesús.

1 Corintios 16:13

Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes.

Josué 10:25

Entonces Josué les dijo: «No teman ni den un paso atrás; al contrario, sean fuertes y valientes. Esto es exactamente lo que el Señor hará con todos los que ustedes enfrenten en batalla.

2 Crónicas 32:6-8

Luego puso jefes militares al frente del ejército y, luego de reunirlos en la plaza frente a la puerta de la ciudad, los arengó con estas palabras:

¡Cobren ánimo y ármense de valor! No se asusten ni se acobarden ante el rey de Asiria y su numeroso ejército, porque nosotros contamos con alguien que es más poderoso.

Él se apoya en la fuerza humana, mientras que nosotros contamos con el Señor nuestro Dios, quien nos brinda su ayuda y pelea nuestras batallas. Al oír las palabras de Ezequías, rey de Judá, el pueblo se tranquilizó.

Lucas 10:19

Sí, les he dado autoridad a ustedes para pisotear serpientes y escorpiones y vencer todo el poder del enemigo; nada les podrá hacer daño.

1 Timoteo 6:12

Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos.

1 Pedro 5:8

Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.

Efesios 6:18

Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos.

Mateo 6:13

Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno.

Mateo 26:41

Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.

Guerra Espiritual

Esperamos que esta serie de versículos te ayuden en tu diario vivir, ya que la lucha que tenemos no es contra carne sino contra potestades, es por eso que estos versículos nos animan a seguir firmes en nuestra posición siendo buenos soldados y guerreros de Dios.