Saltar al contenido

Versículos de la Biblia sobre los Huérfanos

En esta ocasión queremos presentarte una serie de versículos que te ayudarán mucho en tu vida, ya que la Biblia nos relata versículos en los cuales Dios habla acerca de los huérfanos y que hay de ellos en esta tierra.

Versículos Bíblicos acerca de los Huérfanos

 

Deuteronomio 14:28-29

Al fin de cada tercer a√Īo, sacar√°s todo el diezmo de tus productos de aquel a√Īo y lo depositar√°s en tus ciudades. Y vendr√° el levita, que no tiene parte ni herencia contigo, y el forastero, el hu√©rfano y la viuda que habitan en tus ciudades, y comer√°n y se saciar√°n, para que el Se√Īor tu Dios te bendiga en toda obra que tu mano haga.

Isaías 1:17

Aprended a hacer el bien, buscad la justicia, reprended al opresor, defended al huérfano, abogad por la viuda.

Jeremías 7:5-7

Porque si en verdad enmendáis vuestros caminos y vuestras obras, si en verdad hacéis justicia entre el hombre y su prójimo, y no oprimís al extranjero, al huérfano y a la viuda, ni derramáis sangre inocente en este lugar, ni andáis en pos de otros dioses para vuestra propia ruina, entonces os haré morar en este lugar, en la tierra que di a vuestros padres para siempre.

Santiago 1:27

La religión pura y sin mácula delante de nuestro Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y guardarse sin mancha del mundo.

Salmos 94:5-6

Aplastan a tu pueblo, Se√Īor, y afligen a tu heredad. Matan a la viuda y al extranjero, y asesinan a los hu√©rfanos.

Job 6:27

Aun echaríais suerte sobre los huérfanos, y especularíais con vuestro amigo.

Job 22:9

Despedías a las viudas con las manos vacías y quebrabas los brazos de los huérfanos.

Job 24:3

Se llevan los asnos de los huérfanos, toman en prenda el buey de la viuda.

Job 31:17

O si he comido mi bocado solo, y el huérfano no ha comido de él

Isaías 1:23

Tus gobernantes son rebeldes y compa√Īeros de ladrones; cada uno ama el soborno y corre tras las d√°divas. No defienden al hu√©rfano, ni llega a ellos la causa de la viuda.

Jeremías 5:28

Han engordado y se han puesto lustrosos. También sobrepasan en obras de maldad; no defienden la causa, la causa del huérfano, para que prospere, ni defienden los derechos del pobre.

Ezequiel 22:7

En ti despreciaron al padre y a la madre, en medio de ti trataron con violencia al extranjero y en ti oprimieron al huérfano y a la viuda.

Deuteronomio 27:19

Maldito el que pervierta el derecho del forastero, del huérfano y de la viuda. Y todo el pueblo dirá: Amén.

√Čxodo 22:22-24

A la viuda y al huérfano no afligiréis. Si lo afliges y él clama a mí, ciertamente yo escucharé su clamor, y se encenderá mi ira y os mataré a espada, y vuestras mujeres quedarán viudas y vuestros hijos huérfanos.

Proverbios 23:10-11

No muevas el lindero antiguo, ni entres en la heredad de los huérfanos, porque su Redentor es fuerte; El defenderá su causa contra ti.

Salmos 82:3

Defended al débil y al huérfano; haced justicia al afligido y al menesteroso.

Job 29:12

Porque yo libraba al pobre que clamaba, y al huérfano que no tenía quien le ayudara.

Isaías 9:17

Por eso no se complace el Se√Īor en sus j√≥venes, ni se compadece de sus hu√©rfanos ni de sus viudas; porque todos ellos son imp√≠os y malhechores, y toda boca habla necedades. Con todo eso no se aparta su ira, y a√ļn est√° su mano extendida.

Lamentaciones 5:1-3

Acu√©rdate, oh Se√Īor, de lo que nos ha sucedido; mira y ve nuestro oprobio. Nuestra heredad ha pasado a extra√Īos, nuestras casas a extranjeros. Hemos quedado hu√©rfanos, sin padre, nuestras madres, como viudas.

Salmos 109:9

Sean huérfanos sus hijos, y viuda su mujer;

Deuteronomio 10:18

El hace justicia al huérfano y a la viuda, y muestra su amor al extranjero dándole pan y vestido.

Salmos 10:14

T√ļ lo has visto, porque has contemplado la malicia y la vejaci√≥n, para hacer justicia con tu mano. A ti se acoge el desvalido; t√ļ has sido amparo del hu√©rfano.

Salmos 68:5

Padre de los huérfanos y defensor de las viudas es Dios en su santa morada.

Salmos 146:9

El Se√Īor protege a los extranjeros, sostiene al hu√©rfano y a la viuda, pero trastorna el camino de los imp√≠os.

Jeremías 49:11

Deja a tus huérfanos, yo los conservaré con vida; que tus viudas confíen en mí.

Oseas 14:3

Asiria no nos salvará, no montaremos a caballo, y nunca más diremos: Dios nuestro a la obra de nuestras manos, pues en ti el huérfano halla misericordia.

Zacarías 7:10

No oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al pobre, ni traméis el mal en vuestros corazones unos contra otros.

Deuteronomio 24:17

No pervertirás la justicia debida al forastero ni al huérfano, ni tomarás en prenda la ropa de la viuda,

Estos vers√≠culos nos ayudan a entender que posici√≥n tienen los hu√©rfanos delante de Dios, no cabe duda que √Čl protege a estas personas que se han quedado sin sus padres, m√°s Dios nos recuerda por medio de su palabra que Dios es nuestro Padre en el cielo, y que nunca nos dejar√° en este mundo, no est√°s solo. Dios est√° contigo. Bendiciones.