Saltar al contenido

Versículos de la Biblia sobre la Ofrenda

Si te han surgido dudas de ¿Qué es la ofrenda?  ¿Cómo se debe dar? ¿Qué debemos dar? Pues estás en el lugar correcto, ya que la Biblia nos aclara estas dudas, y es por eso que hemos traído esta serie de versículos para ti.

Versículos Bíblicos de Ofrenda

 

Proverbios 11:25

El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado.

Proverbios 18:16

Con regalos se abren todas las puertas y se llega a la presencia de gente importante.

1 Crónicas 29:14

Pero ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que podamos darte estas ofrendas voluntarias? En verdad, tú eres el dueño de todo, y lo que te hemos dado, de ti lo hemos recibido.

Génesis 4:4

Abel también presentó al Señor lo mejor de su rebaño, es decir, los primogénitos con su grasa. Y el Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda.

Mateo 23:23

¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello.

Éxodo 30:15

Al entregar la ofrenda alzada para el Señor, ni el rico dará más de seis gramos, ni el pobre dará menos.

Hechos 21:26

Al día siguiente Pablo se llevó a los hombres y se purificó con ellos. Luego entró en el templo para dar aviso de la fecha en que vencería el plazo de la purificación y se haría la ofrenda por cada uno de ellos.

Mateo 10:8

Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente.

Salmos 37:21

Los malvados piden prestado y no pagan, pero los justos dan con generosidad.

Mateo 19:21

Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme.

1 Corintios 13:3

Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas,[a] pero no tengo amor, nada gano con eso.

Proverbios 21:26

Todo el día se lo pasa codiciando, pero el justo da con generosidad.

Salmos 37:4

Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.

Lucas 6:30

Dale a todo el que te pida y, si alguien se lleva lo que es tuyo, no se lo reclames.

Mateo 6:2

Por eso, cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente les rinda homenaje. Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa.

Malaquías 3:10

Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.

Proverbios 3:27

No niegues un favor a quien te lo pida si en tu mano está el otorgarlo.

2 Corintios 9:11

Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.

2 Corintios 9:8

Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.

2 Corintios 9:10

El que le suple semilla al que siembra también le suplirá pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan una abundante cosecha de justicia.

Proverbios 3:9

Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas.

Lucas 6:38

Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.

2 Corintios 8:12

Porque, si uno lo hace de buena voluntad, lo que da es bien recibido según lo que tiene, y no según lo que no tiene.

versiculos de ofrenda y diezmo

Tenemos que tener claro que Dios ni la Biblia nos obliga a ofrendar, es un deber como cristianos e hijos de Dios, dar lo poco de lo mucho que recibimos de parte de Dios, se considera un acto de obediencia. Dios te bendiga.